Historia de la Coctelería

¿Sabíais que el arte de mezclar bebidas se remonta a tiempos de Hipócrates en el siglo IV a.C. y que su finalidad era la de curar enfermedades?

Desde Samarucs Peñíscola, donde pertenecen todas las fotos de este artículo, vamos a dar un recorrido histórico con mucho gusto!

La evolución de este método de combinar bebidas ha dado lugar a toda una ciencia llena de diversidad de sabores y texturas. Pero…¿cuál es el origen de la coctelería como tal? El termino cóctel tiene su origen en la combinación de las palabras “cock”(gallo) y “tail”(cola). El término coctelería como tal aparece por primera vez en el año 1806, en el periódico neoyorkino “Balance”. Personalidades como Antoine Amédée Peychaud de Nueva Orleans, invitaban a sus amigos a combinados a base de licores de hierbas que contribuyeron a la popularización de la coctelería. De igual manera, durante el siglo XIX los cocteles se consolidaron entre los sectores más exclusivos de la sociedad. Será durante los alocados años de la Ley Seca de EE.UU. cuando la coctelería se consolida como disciplina gracias a su consumo clandestino.

Debido a la prohibición que había y a la mala calidad de los licores con los que se traficaba, los primeros bartenders utilizaban esencias, zumos o azúcar para camuflar el fuerte sabor de los alcoholes, dando lugar a los primeros cocteles de la época. Una vez derogada la ley seca , los cocteles llegaron rápidamente al viejo continente, popularizándose a nivel mundial hasta nuestros días. ¿Interesante la historia del coctel verdad?

No pocos sostienen que sus orígenes eran puramente digestivos, y los localizan en la elaboración de licores, misteriosas mezclas de alcoholes y hierbas.  Se sostiene reiteradamente que los antiguos farmacéuticos usaban el alcohol con fines medicinales, y que agregaban hierbas, siempre secretas, sobre todo para recomponer a damiselas que tendían a sufrir desmayos o pasar por períodos inexplicables de tristeza. Parece que la ingesta de esta eau de vie, o agua de vida, producía efectos restauradores del humor y la salud casi inmediatos, logrando, en algunos casos, bien conocidos por todos nosotros, comportamientos cercanos a la euforia, la hilaridad y a la distensión de los obligados frenos inhibitorios, claves para la vida en sociedad.

Un farmacéutico de New Orleans, al que se le atribuye el nombre de esta preparación, Antoine Peychaud, explicó su reconversión a barman diciendo: “Cocktail es toda armónica unión de bebidas, agitadas dentro de un recipiente de metal o, en su defecto, mezclada con suavidad en un vaso grande de cristal”.  Para Billy Steel, barman histórico del 21 Club Hudson River es: “Un buen cocktail, para que merezca el nombre de tal, no solo debe constituir una combinación bien hecha de bebidas, sino también, por su presentación, sabor y perfume, satisfacer al paladar y al espíritu para el que ha sido creado”. 

No podemos eludir una leyenda en torno a nuestro cóctel más popular: el Mojito encuentra sus raíces en la Ley Seca norteamericana. Uno de los bares más populares donde se bebía Mojitos en Cuba era el Sloppy Joe, abierto por un inmigrante gallego, José Abeal Otero, quien vio en la prohibición de vender alcohol en EE.UU. una oportunidad de negocio. Así, Sloppy Joe se convirtió pronto en el favorito los grandes nombres de Hollywood, que escapaban al cepo alcohólico de su propio país en la paradisíaca isla cubana. Por allí pasaron Richard Dix, Clark Gable, Spencer Tracy, Alice Faye, Tyrone Powers, John Wayne y el propio Hemingway, entre muchos otros.

 

Cada cocktail tiene una historia que contar, y siempre es interesante conocerla. Tómelo solo, como aperitivo o como le venga en gana, preparado por usted o  por los barmans de Samarucs en Peñíscola,  hay tanto placer encerrado en sus secretos.

 

 

Subir Copyright 2014 - Samarucs
Redes sociales:
FACEBOOK
TWITTER